sábado, 2 de abril de 2011

Otra noche más sola, pensando, comiendome la cabeza, otra noche más de rayadas, de recordas cosas tristes y alegres.
Otro fin de semana aburrido, viendo como la gente se va, y yo encerrada sin poder salir, viviendo como alejada del resto, sin reirme como antes, ni pensar como antes.
Esta noche me he parado a recapacitar, a pensar en como era antes mi vida, era sencilla, solo me tenia que preocupar de un par de cosas y ya está, pero ahora me doy cuenta de que las cosas han cambiado, ahora me como la cabeza por muchas cosas más, por cosas que tal vez no tengan mucha importancia, pero aún así soy incapaz de no pensarlas. Y es cuando me doy cuenta de que antes yo no era así, puedo seguir siendo esa chica que le dan venazos y no para de reirse o que derrepente sin saber porqué se enfada, si, esa sigo siendo yo, en ese aspecto no he cambiado, pero ahora aunque no lo parezca me empiezo a tomar las cosas más en serio, a pensar más en lo que hago, mi vida sin darme cuenta a dado un gran giro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario